La importancia del diseño del equipo en una startup

La importancia del diseño del equipo en una startup

Es curioso que siendo el equipo el principal factor que los inversores tienen en cuenta a la hora de invertir en una startup, se haya trabajado tan poco este tema a nivel teórico y práctico. Sobre otros temas como el modelo de negocio, la financiación o el marketing, se ha escrito muchísimo, pero sobre el diseño de equipos en las startups apenas se ha hecho nada aún.

Lucas cervera

¿Por qué es importante diseñar adecuadamente el equipo de trabajo en una startup?

Porque los conflictos entre las personas que forman parte de una startup son una de las causas más frecuentes de problemas en las mismas. Llevo más de 10 años como emprendedor y he montado varias startups. Desde siempre me han interesado en las metodologías de creación de startups y conozco y aplico algunas como Lean Startup, Customer Development, etc… desde que surgieron. También desde hace varios años he dado clases y tutorías a más de 600 emprendedores y puedo asegurar que se ha avanzado mucho en todo lo referente a diseño y validación de negocio. Hay mucho contenido publicado, libros, cursos, vídeos, mentores, etc… accesibles. Pero también he visto que hay una causa de fracaso al menos tan importante como la que ayudan a evitar estas metodologías: los problemas en el equipo de la startup. He visto multitud de startups que no han funcionado por causas relacionadas con esto. Y sobre este tema hay pocos recursos accesibles. Básicamente hay algunas entradas dispersas por blogs etcétera… pero no hay contenidos, herramientas, metodologías, organizadas de forma sistemática.

¿Qué errores se suelen cometer en las startups a la hora de diseñar el equipo de trabajo?

Hay muchos errores distintos que se suelen cometer. Y lo bueno es que muchos de ellos son relativamente fáciles de evitar si se ha pensado en ellos a priori. Es decir si se ha hecho un diseño de equipo. Uno de los más comunes, y más peligrosos es la falta de alineación en las visiones de los fundadores. Sí uno de ellos quiere sacar la empresa a bolsa y otro de ellos quiere un negocio al que dedicándole las hojas las menores horas posibles le permita vivir cómodo y dedicarse a sus aficiones, va a haber un problema seguro. Otro problema muy común es no gestionar bien las expectativas de qué espera cada uno del resto de fundadores. Muchas veces estos temas se evitan porque pueden ser incómodos de tratar al principio, y luego generan problemas.

¿Qué consejo darías a un emprendedor que debe empezar a contratar profesionales para su proyecto?

Hay muchas mejores prácticas que son bastante conocidas, como contratar lentamente y despedir rápidamente si no funciona la persona en la empresa. Otro consejo, es que no contrates sin haber hecho antes una previsión de escenarios y entendiendo bien que puedes realmente permitírtelo. Y también, sobre todo si estás en una fase temprana, que tengan buen feeling con ellos.

¿Cómo puede una startup mantener motivado a su equipo de trabajo?

Con una adecuada retribución, entendida como el conjunto de elementos de valor que recibe a cambio de sus aportaciones. Esto incluye el sueldo, acciones, opciones, flexibilidad horaria, flexibilidad de lugar de trabajo, reconocimiento, aprendizaje, experiencia, diversión, etc… Esta retribución debe ser adecuada a la persona en concreto. Distintos trabajadores para un mismo puesto incluso con perfiles profesionales muy parecidos, pueden valorar de forma muy distinta cada uno de estos aspectos. Para una persona concreta puede ser importantísimo el poder trabajar desde casa en el horario que le venga en gana. Para otra puede ser crucial el partícipe del éxito de la empresa a través de acciones. Y para otra distinta adquirir experiencia profesional en un campo determinado. Eso sí, esto no implica que vayas a ser capaz de atraer gente con talento y ganas de trabajar y pagarles poco. Este es un error bastante común entre los emprendedores.

¿Qué tipo de incentivos pueden tener los fundadores y trabajadores de una startup a nivel económico y accionarial?

El incentivo más inmediato es el dinero que reciben a cambio de su trabajo. Deben recibir un salario que al menos les permita poder centrarse en su trabajo sin preocupaciones. La cifra en concreto varía en función de las personas y sus circunstancias vitales. Una persona que tiene 20 años de experiencia en un campo profesional y ha conseguido ahorrar a lo mejor puede trabajar sin salario durante un tiempo a cambio de una participación en la empresa. Una persona con hipoteca, hijos pequeños, etcétera… tendrá que ingresar una cifra determinada cada mes. La siguiente fórmula que se puede utilizar para motivar a un socio o trabajador pasa por hacerle partícipe del éxito de la empresa, mediante acciones, opciones, phantom shares, etc… La fórmula concreta varía mucho en función de la madurez de la empresa, las legislaciones concretas, la fiscalidad que aplique, etc…

Sin comentarios.

Enviar una Respuesta