MALAS PRÁCTICAS EN UN EQUIPO DE TRABAJO

MALAS PRÁCTICAS EN UN EQUIPO DE TRABAJO

Por lo general, durante nuestra educación no hemos recibido formación sobre cómo trabajar en equipo. Es en el momento de incorporarnos al mercado laboral donde verdaderamente descubrimos la necesidad de unos buenos hábitos para el trabajo en equipo, todavía más importante si el equipo se ha creado para levantar una nueva startup.

Por ello, desde teamerUP os vamos a listar 6 errores clásicos que definen a un mal equipo:

1. INTERRUPCIONES INNECESARIAS.
Cuando se trabaja en equipo, es necesario preguntar, pedir, consultar, decidir. Esto es, interrumpir. Pero hay que saber interrumpir, distinguiendo lo necesario de lo innecesario y buscando los momentos adecuados.

2. EXCESO DE MAIL INTERNO.
En el momento que se dice “aquí todo se hace por mail”, es el momento para saber que algo no se está haciendo bien. Cuando se envían correos para todo empiezan los problemas, podemos destacar la dificultad en la toma de decisiones, coordinación torpe, hilos de correo interminables. No hay que llegar a confundir la herramienta con la forma de trabajar.

3. DEMASIADAS REUNIONES
Es frecuente la tendencia a mantener reuniones innecesarias, reuniones interminables, reuniones en las que muchas veces no encuentras sentido que te citen, pero en las que tienes que estar. Esto implica que se corte la producción del equipo, por ello, las reuniones tienen que ser cortas y contar con las personas precisas.

4. PEDIR MAL LAS COSAS.
La comunicación productiva en un equipo es muy importante. Esto afecta a la coordinación del propio equipo, ya que muchas veces el saber pedir y consultar las cosas reducirían las “urgencias internas”.

5.FALTA DE SEGUIMIENTO.
Son muchos los acuerdos y decisiones que se toman en reuniones, emails, … , pero que se desvanecen en el tiempo por no hacer un seguimiento. Esto se debe generalmente a que no hay un responsable claro, ni un seguimiento adecuado, no se ha seguido o no se ha fijado un calendario.

6. TRABAJAR SIN FECHAS
Trabajar sin fechas es un error, tanto a la hora de asignar trabajos como para aceptarlos. “A finales de semana” o “a mediados de mes” no es fijar una fecha. Por lo general cuando no se fija una fecha concreta, el proyecto no saldrá a tiempo y se producirán retrasos que afectarán al resto del equipo. Cuando aceptemos o asignemos un proyecto debemos fijar una fecha concreta, y si es posible una hora.

Imagen: Heisenberg Media

Sin comentarios.

Enviar una Respuesta